Make your own free website on Tripod.com


CAPITULO 1

"A LA NOCHE EL OLOR ES TERRIBLE..." (E: KARINA, VIVE EN EL COMPLEJO HACE 10 AÑOS)

Esta frase de pocas palabras y de apariencia inocente encierra una de las peores sensaciones que los habitantes de Avellaneda y en especial de Villa Dominico sufren a diario como consecuencia de la presencia del relleno sanitario del CEAMSE.
Sin embargo el verdadero peligro no radica en los olores o en la contaminación visual. Esa
horrible montaña de 24 metros que contiene 500 millones de toneladas de basura en la cual miles de gaviotas comen allí fácil y gratis y sobrevuelan entre los restos de la vida cotidiana, emana 1114 toneladas de gases por año, una proporción 22 veces mayor que la admitida
Aunque el basural dejase de operar seguiría emanando gases hasta el año 2010."Nuestra vida se ve afectada por el basural porque según el tiempo se producen emanaciones y si la atmósfera esta baja se siente mas el olor y no solamente olor sino que ellos son la combinación de gases que despide el relleno y al estar nosotros a 300 metros empezamos a sentir..." comenta Marcela Adriani miembro de la Asoc. De madres de las torres de Villa Dominico, ubicado frente al relleno. Vive allí hace 14 añosUna de las consecuencias más importantes de este problema son: la contaminación del aire, del suelo y del agua.

LA CONTAMINACIÓN DEL AIRE:
Los gases se generan durante el proceso natural de descomposición bacteriana de residuo sólido urbano. El gas se genera en cantidades variables durante las 24hs, por día, 7 días por semana. Son varios los factores que influyen sobre la cantidad de gas generado, como el tipo de residuo, el grado de humedad y temperatura en el residuo.
En el caso de Villa Dominico se pueden encontrar barros y/o semisólidos, residuos sólidos analizados, residuos patogénicos tratados (no cenizas), cenizas de incineración de residuos patogénicos, cenizas de incineración de residuos industriales y residuos especiales tratados no por incineración. Dadas sus particulares características, algunos tipos de residuos tienen un sitio de confinamiento especial dentro de las instalaciones disponibles. Entre ellos también se encuentran los barros y sólidos analizados, las pastinas y los cueros.
No están permitidos residuos líquidos, residuos semisólidos riesgosos (barros riesgosos), residuos especiales o peligrosos inflamables, reactivos, corrosivos, tóxicos, radioactivos, irritantes, patógenos infecciosos, capaces de producir cambios genéticos, explosivos.

"Un relleno emana un 50% de gas metano, ese no es toxico pero hay un 10% de gases no metánicos en contraposición a estos y ahí es donde tenemos el benceno, el tolueno..." comenta Silvia Paciello, quien habita en el complejo hace 18 años.

El gas del relleno consiste en:

El METANO es un gas de invernadero CH4 producido principalmente a través de procesos anaeróbicos tales como los cultivos de arroz o la digestión animal. Es destruido en la baja atmósfera por reacción con radicales hidroxilo libre (-OH.)Como el CO2, sus concentraciones aumentan por acción antropogénica directa e indirecta.


Proviene de la descomposición de materia orgánica en condiciones anaeróbicas, también en los sistemas digestivos de termitas y rumiantes. Antropogénicamente, a través de cultivos de arroz, quema de biomasa, quema de combustibles fósiles, basureros y el aumento de rumiantes como fuente de carne.


"Este gas es altamente explosivo y lo que puede suceder es que viaje en forma subterránea hasta estructuras privadas, donde al concentrarse se puede encender y causar destrucción, lesiones y muertes..." describe detalladamente el folleto informativo repartido en una marcha contra el CEAMSE.


Este gas produce incendios, es así como en 1998 entre el 11 y el 12 de diciembre un incendio mantuvo ardiendo durante más de 15 horas una cava de 100 metros de ancho por 20 metros de profundidad tapada con residuos. Durante el incendio, habiendo sustancias hidrocarburadas y sustancias cloradas, se formaron dioxinas, las sustancias más toxicas que se conocen. Además se formaron en gran cantidad sustancias policiclicas aromáticas, muchas de ellas relacionadas con el cáncer. "Hay días que hay muy mal olor y afecta la salud en donde sé que se producen los casos como fue lo que paso que hubo un incendio, la combustión que largo" comenta Lorena quien atiende un kiosco en el centro comercial de las torres, y habita allí hace 10 años.


El gas metano se puede utilizar para crear electricidad o calor, ya que es el componente mayor del gas natural. "El gas metano no nos complica porque no nos da síntoma de nada pero se puede utilizar hasta para envasarlo y usarlo como gas gratuito..." (Marcela Adriani) En Chile por ejemplo aprovechan este gas para el uso domestico. En cambio en los rellenos del Ceamse el gas metano simplemente se lanza al aire.Investigaciones realizadas indicaron que el BENCENO es un hidrocarburo aromático y es también uno de los gases detectados en Villa Dominico, este es una peligrosa sustancia cancerígena que causa varios desórdenes sanguíneos incluida la leucemia. El benceno es un solvente incoloro, de olor característico, insoluble en el agua, pero soluble en alcohol, el caucho, etc. Disuelve el yodo, el fósforo, el azufre, el alcanfor, las sustancias grasas, el caucho, etc. Es menos denso que el agua, hierve a 80 c. Es inflamable y arde con llama fuliginosa, propiedad característica de mayoría de los compuestos aromáticos y que se debe a su alto contenido en carbono. Se emplea ampliamente en síntesis químicas; es un constituyente natural de los autocombustibles pero es muy tóxico.


Por su parte, el TOLUENO o metil benceno, otro de los gases encontrados, (C6H5CH3) se emplea como solvente en pinturas, barnices, colas, esmaltes, y lacas, y como intermediario químico en la síntesis de compuestos orgánicos. El tolueno es un depresor del SNC, y bajas concentraciones producen mareos y fatiga.


LOS DIEZ GASES MÁS TOXICOS:

La preocupación más grande sobre el medio ambiente esta relacionada directamente a las emisiones de gas en el aire nombradas anteriormente. Estos producen efectos invernaderos, cambio en el clima global y afecta la capa de ozono.


LA CONTAMINACIÓN DEL SUELO Y DEL AGUA:
En el relleno sanitario de Dominico, la CEAMSE tira 8.000 toneladas diarias de basura (238.000 al mes) De ellas, más de 2.500 se generan en el conurbano sur. Y el resto, en los barrios porteños. Es inevitable por lo tanto la contaminación del suelo y en consecuencia del agua.


La basura una vez recolectada es descargada para luego ser aplastada por las topadoras y compactadoras durante 18 horas al día. Recién entonces los desechos son tapados con tierra arcillosa. Las capas de tierra y residuos se alternaran hasta que la montaña trepe a los 22 metros y sea cubierta con vegetales. El objetivo final: convertir todo eso en un espacio de recreación.
Sin embargo esto nunca ocurrió o por lo menos no se tomaron todas las acciones necesarias para evitar el desastre ecológico.


Silvia Paciello, explica lo que sí sucedió: "...no se hicieron espacios previos como se debían hacer. Por ejemplo las napas impermeables. Porque se considero que ese terreno ya era de arcilla, era impermeable. El trabajo que es un relleno no se realizo como se debía realizar. Pero he aquí que los suelos no eran tan arcillosos como ellos pensaban. Tuvieron grietas, entonces todos los liquidos lixiviados y demás desperdicios fueron a parar a dos acuíferos muy importantes que son el Río Puelche, y el Pampeano. Incluso son acuíferos que empresas de gaseosas o de cervezas importantes de la zona o del partido de Quilmes utilizan para hacer sus productos..."

Los ríos Puelche y Pampeano. El primero es el principal recurso de agua potable para la Nación que cubre un área total de 240.000 km2 y abarca en forma parcial las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, Entre Ríos, Corrientes y Chaco. Ambos se ven afectados por el relleno, debido a la falta de permeabilización de los suelos. Esto hace que se produzcan grietas por donde se filtran los desechos sólidos incontrolados del relleno. Estos ríos reciben descargas a través de esas filtraciones. Pero no todo termina aquí sino que estos ríos luego volcaran estos contaminantes al Río de la Plata.

Sin embargo lo que se conoce actualmente como relleno sanitario se describe correctamente en un artículo de la revista "Noticias CEAMSE" Nro. 12, de octubre de 1997, titulado "El Relleno Sanitario". La metodología comprende la impermeabilización de los pisos y taludes del relleno, un sistema de colección de líquidos lixiviados y el tratamiento de los mismos, entre otras prácticas ausentes o suplantadas por remedos groseros en el caso de Avellaneda y Quilmes, lo que justifica su denominación como basural.

Un articulo publicado por la Asociación Civil Ambiente Sur en la pagina Ecoportal.com explica la situación y expone los resultados obtenidos respecto a la contaminación de las aguas y del suelo "En Avellaneda y Quilmes CEAMSE y SYUSA jamás impermeabilizaron los pisos y taludes del relleno, a pesar de que en artículos como el mencionado se afirma que la utilización de una membrana de polietileno de alta densidad es utilizada en todos los centros de disposición final de residuos. Luego de haber afirmado durante años que la membrana de polietileno se utilizaba en todos los centros, ante la necesidad de desmentirlo para el caso de Avellaneda y Quilmes CEAMSE aduce la existencia de una capa de arcilla impermeable que hace dicha impermeabilización innecesaria. La falta de impermeabilización de los pisos hizo imposible la instalación de un sistema de colección de los líquidos de la basura (lixiviados) en la base del relleno, por lo cual ese sistema nunca existió en el basural, ni podría instalarse ahora bajo montañas de basura de treinta metros, por razones obvias.

Municipalidad de Quilmes.

La Secretaría de Desarrollo Ambiental de la Municipalidad de Quilmes realizó en 2000 una evaluación de los efectos ambientales del basural de CEAMSE, y publicó sus resultados en un documento ("La basura y sus consecuencias en el desarrollo de las ciudades", Quilmes, 2000)Los resultados de los análisis químicos efectuados al agua freática en las adyacencias del predio de CEAMSE son, para los parámetros demanda bioquímica de oxígeno (DBO) y demanda química de oxígeno (DQO), 880 mg/l y 2190 mg/l respectivamente. Ambos exceden los valores límites permitidos por la legislación provincial (Ley 5965, Resolución 389/98) para vuelco a colectora cloacal (200 mg/l y 700 mg/l respectivamente) y para absorción por el suelo (200 mg/l y 500 mg/l respectivamente). Asimismo, los análisis de aguas de un conducto proveniente del predio de CEAMSE que desemboca en un bañado detrás de la empresa Iruzum resultaron en una DBO de 2400 mg/l y una DQO de 3435 mg/l. En este caso también superan los límites fijados por ley para absorción por el suelo, ya citados, y son CUARENTA Y OCHO y TRECE veces superiores, respectivamente, a los límites legales previstos para vuelco a curso de agua superficial, que son de 50 mg/l para DBO y 250 mg/l para DQO.

Brown and Caldwell Consultants.

Brown and Caldwell es una empresa que ha sido socia de SYUSA en varios proyectos, según folletos de la Organización Techint a la cual pertenece SYUSA. Por lo tanto debería leerse muy cuidadosamente todo estudio de B&C sobre SYUSA y sus actividades. Aún así, un informe hidrogeológico preparado por B&C para SYUSA en 1994 con motivo del proyecto de "expansión vertical" (un eufemismo para denominar a las montañas de basura de más de treinta metros de altura) da por tierra con el argumento de CEAMSE y SYUSA para tratar de justificar la injustificable falta de impermeabilización en los pisos del relleno. En el tercer párrafo de la primera página de ese informe se destruye la teoría del "manto de arcilla impermeable de uno a varios metros de espesor" que aducen CEAMSE y SYUSA para asegurar que la principal fuente de agua potable del país, el acuífero Puelche, no está en riesgo. La traducción al español de ese párrafo, increíblemente en inglés como todo el documento a pesar de haberse utilizado para justificar un proyecto del Estado, dice lo siguiente:

"La lámina 2, corte A-A', indicó una reducción del espesor del manto de arcilla en el pozo de monitoreo PUA5, la cual es una zona potencial de migración de lixiviado. Las láminas 3 y 8, cortes B-B' y G-G', también presentan un afinamiento del aquitardo en los pozos de monitoreo PZUA2 PUA3. En el corte G-G' parece que el aquitardo de arcilla se entrecruza con el Puelchense. En el pozo de monitoreo PUA3, menos de un metro de arcilla separa al Pampeano del Puelchense. La lámina 4, corte C-C', muestra un leve adelgazamiento en la zona del aquitardo de arcilla entre el pozo PUB6 y PUB12. La lámina 5, corte D-D', muestra un ligero afinamiento en la zona del aquitardo de arcilla desde el pozo PUB11 a PZUB3. La lámina 5 también indica una discontinuidad en el manto Post-pampeano, el de más arriba, exponiendo un limo Pampeano a la superficie y a los contaminantes de la superficie. La lámina 7, corte F-F', muestra el adelgazamiento en el aquitardo de arcilla cerca del pozo PZUB3, que casi desaparece cerca del pozo de monitoreo PUB15 en el área Bosch. Las láminas 6,7 y 8 son cortes noroeste-sudeste del área del proyecto, que muestran la variabilidad en espesor de la zona aquitardo de arcilla. Se necesita tener cuidado para asegurar que no se liberen contaminantes a la subsuperficie en áreas donde la arcilla es delgada". Esto ha sido escrito por un socio de SYUSA. En otras partes de ese informe se mencionan hechos tales como reversiones de corriente de agua subterránea que pueden ser indicativas de daño de los pozos o de conexión directa entre los acuíferos Pampeano y Puelchense, indicios de que el Puelchense puede ser semi-confinado, la afectación de ambos acuíferos por "precipitación que cae sobre la superficie", indicios de "algún tipo de conexión hidráulica entre ambos acuíferos", y el hecho cierto de que en la cuenca del Río Matanza el Puelchense se ha determinado que es un acuífero semi-confinado"

Estos resultados dejan al descubierto los terribles efectos sobre el ambiente que se han producido y que se seguirán produciendo debido al basural.
Aún así a 25 años de la creación del Ceamse existe también una población que conforma la otra cara del problema. El dolor y la angustia. La tristeza y la amargura, de quienes padecieron y padecen los efectos de un basural sin control alguno serán presentadas a continuación.